Exposición “Budapest 1944. Persecución judía y ayuda suiza”

Los Archivos de Historia Contemporánea y los Archivos de la Ciudad de Budapest  han realizado conjuntamente la exposición“Budapest 1944. Persecución judía y ayuda suiza”, que ha estado abierta entre el 25 de mayo y el 21 de junio de 2018 en Zurich. Esta muestra se basa en la exposición “Torn Years 1938-1944” diseñada por el Archivo de Budapest, que se mostró en 2014 en Budapest y posteriormente, pasó a organizarse en el Archivo Municipal de Heidelberg incorporando los documentos descubiertos en la capital húngara durante 2015.

En ella se muestra el descubrimiento de 6.827 documentos censales fechados en mayo de 1944 durante la rehabilitación de un apartamento en Budapest (Hungría). En esa fecha, Budapest está bajo ocupación nazi desde hacía dos meses, y se ordena un censo para determinar dónde viven los 200.000 judíos de la ciudad para ser deportados y asesinados en los próximos meses. Para ello, todos los conserjes de edificios de la ciudad reciben unos formularios en los que deben identificar en solo 24 horas a todos los vecinos con una “K” como “keresztény” (cristiano, en húngaro) o “Zs” por zsidó (judío).

Siete décadas después, una pareja húngara, residente en el centro de Budapest, encontró entre dos paredes de su vivienda estos formularios, conservados en buen estado y que constituyen documentos de inmenso valor histórico. Según István Kenyeres, director del Archivo de Budapest, “Alguien parece haber escondido conscientemente estos documentos, para conservarlos. Siguen un orden de archivo, de calle a calle y de número a número”.

Los documentos están en un sorprendente buen estado de conservación a pesar de que se trata de papel de mala calidad por la economía de guerra y ello se debe al uso de cal en la construcción de las paredes en las que se encontraban escondidos estos formularios. En la cavidad de la pared, el hidróxido de calcio (cal grava) en el yeso estaba en contacto con el contenido de dióxido de carbono del aire. El carbonato de calcio resultante (polvo de piedra caliza) cubrió los papeles con una capa fina y evitó la acidificación de los documentos. Debido al espacio cerrado, los documentos no fueron infectados microbiológicamente y además se mantuvieron secos. Tal es el grado de conservación que Adrien P. Holl, jefe del Departamento de Conservación de los Archivos de Budapest, pensó que los documentos habían sido restaurados cuando le fueron entregados. No obstante, a pesar de su buen estado, se continuará una labor de conservación preventiva para que no se degraden.

Tradicionalmente, los historiadores siempre dieron por perdidos estos censos ya que se pensaba que fueron destruidos durante el asedio de la ciudad de Budapest durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, 61 kilogramos de documentos con los censos de los distritos XI, XII, XIV y parte del XIII se mantuvieron escondidos entre las paredes de un edificio.

Los formularios hallados, que cubren solo cuatro de los catorce distritos que tenía Budapest entonces, tenían un espacio reservado para otros comentarios, hoy una fuente más de investigación. Es aquí donde los expertos del archivo encontraron informaciones banales como “no se encuentra en casa”, “veranea junto al lago Balaton” pero también sobre el envío de judíos varones a trabajos forzosos en el frente soviético.

Este material no sólo es de utilidad en la investigación del Holocausto sino que también tiene importancia para la historia local, la estadística histórica de la población, la composición social, el régimen de vivienda y la investigación familiar.

Los investigadores están tratando de descubrir quién ocultó los documentos pero por ahora, solo hay hipótesis y según András Lugosi es concebible que esto siga siendo así y nunca se encuentre una respuesta clara.

10453149_8ac90dd025a10a291b8191eeb9937e6d_x  Captura  258  963

357  147
6587  l1080303__large

*Agradecemos la información a Mª Encarnación Niceas Martínez Ruiz