❧ Edición facsímil del Libro de los Muertos

Los amantes del libro están de enhorabuena ya que la empresa española CM Editores ha elaborado la primera y única edición facsímil del “Libro de los Muertos” en papiro natural auténtico junto con un lujoso estudio que incorpora comentario y traducción de cada una de las viñetas.

El “Libro de los Muertos” es el nombre moderno de un texto funerario del Antiguo Egipto que se utilizó desde el comienzo del Imperio nuevo (hacia el 1550 a. C.) hasta el 50 a. C. El texto consistía en una serie de recitaciones destinadas a ayudar a los difuntos a superar el juicio de Osiris, asistirlos en su viaje a través de la Duat, el inframundo, y viajar al Aaru, en la otra vida. Las recitaciones reflejan las creencias egipcias sobre la naturaleza de la muerte y el más allá, por lo que es una fuente vital de información.

El texto original reproducido es el “Papiro de Ani”, localizado en Tebas aunque actualmente se conserva en el Museo Británico de Londres. Esta es la versión más conocida del “Libro de los Muertos”. Se calcula que fue escrito durante la dinastía XVIII, hacia el año 1300 a. C. y de todas las versiones encontradas, es la que tiene el mayor número de capítulos decorados con dibujos, explicando cada paso del juicio de Osiris. También, en el texto aparece quién es Ani: “Escriba real verdadero, escriba y administrador de las ofrendas divinas de todos los dioses”, “Gobernador del granero de los señores de Abidos y escriba de las ofrendas divinas de los señores de Tebas” y “Amado del señor del Norte y del Sur”.

Teniendo en cuenta que las copias del “Libro de los Muertos” costaban una fortuna, y que la mayoría de las personas sólo podían enterrar con ellas algún capítulo, a veces sin decorar, este papiro de gran tamaño y muy decorado nos da una idea de la posición social y las riquezas de Ani. Y es que la mayoría de propietarios de ejemplares del “Libro de los Muertos” eran miembros de la élite social e inicialmente solo estaban reservados para los componentes de la familia real. Además sus poseedores solían ser hombres aunque generalmente las viñetas también incluyen el retrato de las esposas.

Fuente: CM Editores