La emoción de escribir a mano

En el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid se han presentado los resultados de #Vuelveaescribir, un estudio llevado acabo por IPSO con motivo del lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy Note 4, que pone de manifiesto cómo han cambiado los hábitos de escritura con la llegada de los dispositivos móviles. Para elaborarlo, se ha realizado una encuesta sobre 1.001 individuos de toda España con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años

Según confirman los datos de #Vuelveaescribir, un 75% de los encuestados afirman escribir prácticamente a diario con el teclado QWERTY de su teléfono móvil. Este porcentaje es aún mayor en los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años que, con un 91%, se posicionan como los más activos, frente al 54% de las personas con edades comprendidas entre 55 y 65 años.

Un alto porcentaje de la población sigue optando por la escritura a mano para determinadas actividades como por ejemplo, asuntos del trabajo (83%), la lista de la compra (80%) o subrayar y corregir textos (75%). En estos casos, los soportes más utilizados para ello son Post it (60%), libretas pequeñas (53%), papeles usados (73%), un folio blanco (49%) o una agenda 46%). Además, un 83% de los encuestados considera necesario llevar un bolígrafo encima,

Según los datos, el teléfono móvil ha desbancado a la escritura a mano en determinadas acciones tales como las notas de recordatorio o felicitaciones, tanto por logros personales, como navideñas o de cumpleaños. En parte, esto es debido a la facilidad que ofrecen las redes sociales y alertas de recordatorio de los dispositivos móviles ya que evitan el olvido de fechas importantes y facilitan una felicitación inmediata.

Aunque la mayor parte de las felicitaciones se hacen llegar a través del teléfono móvil, la mayoría de los españoles echa de menos recibir escritos más personalizados tales como cartas (41%) postales (31%) felicitaciones de cumpleaños (25%) y cartas de amor (22%), ya que es percibido como algo más personal y emotivo. De hecho, las frases que más valor tienen cuando las vemos escritas a mano son “te echo de menos” y “te quiero”. En este sentido, se asegura que “donde esté una letra personalmente escrita se gana siempre, sobre todo quien tiene buena caligrafía. A la hora por ejemplo de interiorizar sentimientos es mucho más fácil hacerlo con caligrafía hecha por uno mismo, que no por caligrafía exógena o ajena”.

Por otro lado, según la mayor parte de los encuestados, la escritura a mano ofrece múltiples beneficios ya que nos permite no perder el conocimiento de las reglas de ortografía (65%) reflejar nuestra personalidad a través de nuestra letra (63%) y no perder calidad en la redacción (60%).

Para más información: http://www.samsung.com/es/news/local/note-4-ipsos-report